skip to Main Content

Los efectos de evolución lenta del cambio climático y la protección de los migrantes transfronterizos

OHCHR

En la actualidad, se reconoce ampliamente que los efectos del cambio climático tienen consecuencias adversas en el disfrute de los derechos humanos. Asimismo, hay cada vez más interés en la relación que existe entre el cambio climático y la movilidad humana, así como el papel que desempeñan las normas de derechos humanos al abordar esta relación. Según datos mundiales, el promedio de personas desplazadas a raíz de los desastres naturales repentinos, como tormentas y ciclones, fue de 22,5 millones por año desde 2008.1 Sin embargo, esta cifra no abarca a aquellos que se desplazan debido a los efectos de evolución lenta del cambio climático, en otras palabras, procesos como el aumento de la salinización o del nivel del mar, las sequías y la desertificación. Estos efectos, que se combinan con las vulnerabilidades individuales y los contextos socioeconómicos, demográficos y políticos, repercuten en la capacidad de las personas de responder a los factores de perturbación y disfrutar de los derechos humanos. Esta situación provoca que algunas personas se desplacen de manera interna o a través de las fronteras, y otras no puedan irse de las áreas afectadas.

Este informe tiene por objeto promover la compresión de la relación existente entre los efectos adversos de evolución lenta del cambio climático, los derechos humanos y el movimiento transfronterizo de personas con el propósito de que se adopten decisiones informadas que permitan proteger los derechos de quienes se ven afectados. El estudio se llevó a cabo en nombre de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), en colaboración con la Plataforma sobre Desplazamiento por Desastres (PDD).

Back To Top